Los informadores y las democracias

Carissa Véliz escribe un blog llamado Ética Cotidiana en el que se puede encontrar materia relevante para iluminar muchos dilemas morales de la vida cotidiana y la actualidad. Además, es ameno y claro, por lo que resultará muy interesante para muchos de los que visitan este blog.
En una de sus entradas más recientes se subrayan algunos aspectos éticos interesantes ante la reacción de los estados y la opinión pública frente a los “informadores” (en inglés “whistleblowers”), personas que han filtrado datos a la prensa como los casos recientes de Edward Snowden, Bradley Manning, Hervé Falciani o Julian Assange.

Hay una diferencia muy importante entre los canarios y los whistleblowers: mientras que a los primeros nadie les preguntó si querían arriesgar su vida por el beneficio de otros, los segundos actúan de manera voluntaria, a sabiendas del sacrificio que supondrá delatar a instituciones poderosas. Los delatores podrían no serlo, y sin embargo deciden hacer lo correcto bajo su propio riesgo….

SEGUIR LEYENDO AQUÍ

Esta entrada fue publicada en Blog ética cotidiana. Guarda el enlace permanente.